Platenses medievales: una aldea que crece en la ciudad

medieval-2

Mitología irlandesa, recreación histórica y una parte de la cultura medieval escandinava renacen una tarde de domingo en Parque Saavedra gracias a la iniciativa de artesanos y emprendedores, en el marco de las jornadas de “Parque copado” organizadas por la Dirección de Eventos Comunales de la Municipalidad de La Plata.

Por Bárbara Dibene

Fotos y video: Álvaro Vildoza

La gente se acerca, toca y pregunta. Para muchos el evento es una novedad en la ciudad, aunque el movimiento “medieval” va creciendo desde hace un tiempo con propuestas como la Valhalla Fest, que busca promover la cultura nórdica a través de danzas tribales, lectura de runas, comida y vestimenta típica.

Esta vez la invitación fue conocer el mundo de los Tuatha De Dannan, o hijos de Dannan, diosa-madre de los celtas. Según las antiguas leyendas, los Tuatha estuvieron en las cuatro Islas de Norte para aprender de los druidas la ciencia y la magia, la sabiduría y el arte; de cada una se llevaron un talismán y con ellos fueron a Irlanda a luchar contra los representantes del mal, la noche, la ignorancia y la muerte.

medievalLos cuatro elementos están representados en la feria en las áreas de “Piedra del destino” donde se agrupan los artesanos con sus jarrones de cerámica, trabajos en cuero, orfebrería, bijouterie, tejido, indumentaria, esencias, entre otras cosas; “La espada invencible de Lugh” donde funciona el sector de recreación histórica y de batallas;  el “Caldero de Dagda”, que es el buffet con la característica hidromiel; y “La lanza infalible” donde la gente puede practicar tiro con arco y flecha, y participar de una kermesse.

Tampoco faltan las charlas, los talleres y presentaciones de música celta en un escenario que terminó convocando a decenas de personas en el Jardín Botánico de Parque Saavedra. Cinco chicas bailan cerca, en ronda, vestidas con trajes que recrean la época medieval y que ellas mismas han confeccionado: vestidos, faldas y pañuelos o flores en la cabeza. Otros caminan con varitas o representando personajes míticos como Merlín.

Rodrigo Acuña trabaja en recreacionismo histórico, tarea que consiste en el estudio de armas y vestimenta medieval para su posterior fabricación y costura. También es el dueño de uno de los stands más visitados por grandes y chicos, atraídos por las espadas que y hachas que están en exhibición. “Esto empezó en el 2000, 2001, pero este grupo en La Plata es mucho más reciente y es uno de los pocos de la ciudad (…). Con Sol, una artesana, desde el año pasado que estábamos tratando de hacer una feria como esta y se dio que ella pudo conseguir el lugar por la Municipalidad y empezamos a convocar gente para que sea una buena primera feria”.

El evento se enmarcó en la propuesta de “Parque copado”, que busca promover y divulgar la creación artística y artesanal de la ciudad, cuestionando la función del espacio público.

VIDEO TRANSEÚNTE:

Pasaron por aquí y dejaron su firma...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *