No hubo magia: el evento de Harry Potter que prometió demasiado

12079082_10204602654860817_4833467929315941221_n

Una catarata de publicaciones y comentarios llenó de quejas lo que pretendió ser un evento mágico: el mundo de Harry Potter llevado a la República de los Niños. Decenas de asistentes y los que afirman haber advertido una estafa, apuntan a un organizador solitario.

 

Por Bárbara Dibene

Fotografías de los asistentes publicadas en Facebook y capturas de la página oficial del evento.

 

Internet se ha convertido en el medio ideal a través del cual cientos de miles de mensajes circulan cada día. Los valores que se transmiten a toda hora permiten que la gente genere lazos por sus afinidades y pasiones. Y a veces, alimentan expectativas que no se cumplen y motorizan reclamos que de otra forma no podrían manifestarse.

El sábado 11 de octubre, el evento en Facebook de “Una Celebración de Harry Potter” se volvió un avispero con quejas y frustraciones. Fue el espacio en el que las anécdotas de la tarde comulgaron, y las voces virtuales apuntaron a un solo nombre: Julián Rodriguez. Él es quien desde hace meses se puso al frente de la organización de un encuentro promocionado como el “evento temático de Harry Potter más importante del año” para los fanáticos de la saga a realizarse en la República de los Niños, predio ubicado en Gonnet.

12068894_954556481284940_2838392876102435874_o

Por 70 pesos (menores de 7 años) o 91 pesos (mayores de 7 años), decenas de personas adquirieron su pasaje ida y vuelta en el Autobús Noctámbulo, que saldría desde la zona de Congreso en Capital Federal e incluiría una aperitivos de Honeydukes a bordo. El primer problema para este tipo de asistentes surgió cuando, desde la organización, anunciaron el día viernes 9 de octubre que, debido a “un error de distribución”, se cancelaban los aperitivos, y que se les reintegrarían 2 pesos con 50 centavos a los usuarios que envíen un mail desde el próximo martes 13 de octubre.

Captura13

El segundo problema fue que uno de los cinco micros enviados hasta Gonnet se rompió, lo que hizo que mucha gente viajara parada (sumándose a otros micros). Además, los choferes se retrasaron en el horario pactado, por lo que los asistentes estaban muy preocupados en llegar a la apertura, anunciada a las doce.

Otros fans llegaron al lugar por sus propios medios; en micros de línea desde Capital Federal, en los urbanos platenses Norte, o inclusive de larga distancia. Hubo quienes llegaron desde Rosario, Mendoza y Gran Buenos Aires, gastando tiempo y dinero.

 

El chasco

María Florencia llegó en la línea 129 (Grupo Plaza): “al entrar [por la calle 501] no había ningún cartel que indicara la Celebración. Un encargado me preguntó si iba para el “evento” y me comentó que era en el Anfiteatro. En el Centro Cívico de la República sonaba la banda sonora original de Harry Potter y nada más; no había señalización ni nadie de organización orientándote sobre donde estaban los supuestos talleres y demás. La verdad es que pareció una cargada”.

Para ella, el problema fue la forma en que Potterzone (nombre que figura como administrador del dominio web del evento) realizó la promoción: “No había ninguna ambientación; la publicidad engañosa estuvo en plantear actividades en lugares que no existían, que no estaban señalizados y que si se hicieron fue por la buena voluntad de la gente de los talleres que tuvo que realizar su actividad fuera de tiempo y espacio”.

El Cuidado de Criaturas Mágicas se limitó a ir a visitar la Granja Educativa; el Banco de Gringotts era el mismo en que los niños aprenden cómo funcionan algunos pasos del sistema bancario; y el expreso de Hogwarts, actividad que no se encontraba incluida con la entrada general, era pasear en el tradicional tren del parque.

Cabe aclarar, que los fans abonaron la entrada en su ingreso al predio, como cualquier persona que visitara la República cualquier día del año, al mismo precio, 20 pesos.

 

El héroe de la tarde

12141626_782533681892107_4209405042477824742_nAndrés pasó la tarde caracterizado como Hagrid, el entrañable amigo gigante de Harry. Se sacó fotos con los fans y aportó un poco de emoción a la Celebración. “Yo fui con expectativa cero, teniendo en cuenta la cantidad de comentarios negativos que había en torno al evento. Decidí ir y sorprenderme con lo que hubiese. Me hubiera gustado más caracterización de lugar”.

Los apasionados de la saga de J.K. Rowlling coincidieron en que Hagrid “le puso toda la onda” y los alegró, tanto como por haber pasado unas horas con otros fanáticos.

“Del un micro en el que había unas 50 personas, quedamos solo 7. Creo que nos divertimos más cada uno haciendo la suya y no con los supuestos shows que iban a dar”, es uno de los comentarios que podían leerse en el evento que el administrador ya cerró.

 

 

Bomba de humo

Uno de los puntos coincidentes en las quejas es la falta de ambientación, señalización y “amor” en la Celebración que se anunciaba como megaevento. Hace unos días, Julián Rodriguez realizó una nota en Radio La Plata, en la que aseguró que 22 personas iban a ocuparse de atender a la gente, y que las atracciones estaban basadas en el Parque de Orlando con escenografía de 3 metros y el show “igual” de la cantante Celestina Warbec, entre otras cosas.

Por otro lado, algunas personas realizaron compras en la tienda virtual de Celebración de Harry Potter, y la encargada de realizar la entrega de las remeras sólo lo hizo con 8 de las 14 vendidas. El jueves 8 de octubre, desde la organización anunciaron el cierre del shop porque”comenzaron a llegar pagos de cosas que están agotadas y teníamos que devolver esos importes y se volvió algo que necesitaba mucho tiempo, en momentos donde lo que menos disponemos es de eso justamente”.

Entre los comentarios que podían leerse pasadas nueve horas del fin del evento, se encontraban los “yo les avisé pero borraron mi publicación” apuntando contra el organizador del evento. Es que, según indican, el apodado PotterZone ya había tenido desacuerdos con fanáticos, artesanos y caracterizadores en el pasado.

Captura8

Los fanáticos, sin embargo, se reunieron y con buena onda e ingenio, jugaron al deporte más famoso del mundo mágico, el quidditch y se sacaron fotos con un pequeño Harry Potter que se llevó todos los aplausos. Quizás fue poco para lo que se prometía, pero fue cuando llegó la noche que el enojo explotó. La mayor indignación se generó cuando los micros que llevaban a los asistentes de regreso a Congreso de la Nación tardaron en salir porque los chóferes denunciaban que no se les había pagado. Finalmente se llegó a un acuerdo y los fanáticos que no se habían tomado un taxi o un colectivo hasta la terminal de La Plata para regresar por sus propios medios, volvieron en los autobuses noctámbulos que habían pagado.

Transeúntes -como seguramente muchos de los que se sienten damnificados- intentó comunicarse con Rodriguez pero fue imposible. También se espera la respuesta de la República de los Niños sobre su conocimiento y participación en este evento. Algunos testimonios publicados en el grupo de facebook “Estafa Harry Potter” aseguran que el organizador se quedó solo y no dio abasto con la coordinación del mega evento que soñó.

Por lo pronto, Internet posibilitó que a través de las redes sociales los fanáticos se aglutinaran, compartieran experiencias y se quejaran ante una publicidad que creen engañosa. Basta esperar a ver si sus testimonios y fotografías podrán ser pruebas ante presunta estafa, es decir, una mentira o engaño. La página web del evento, que mostraba un cuidado y una estética cuidadosa y trabajada, fue cerrada, al igual que la página de Facebook y el evento en la red social.

Sin embargo, antes de este cierre, se prometía una nueva fecha en 2016. Las críticas quedarán en Internet para quienes sepan llegar a ellas.

 

Captura11

 

 

Pasaron por aquí y dejaron su firma...

3 Comments:

  1. Pingback: La Plata se prepara para una nueva Otani | Transeúntes

  2. Para nosotros estuvo bárbaro!. Deberían organizar algo mas para los fanáticos de Harry Potter.
    Ya encontrarse con otras personas que son igual de fanáticos que uno hace mágico el momento. Ver los difraces de los demás y sacarse fotos.
    Hagrid estuvo muy bien y el resto que fue con disfraces originales también.
    Tengo entendido que no se permitían ventas adentro del parque y que solo se podía retirar lo que se compró por internet.
    Alguien debería darles una ayuda o subsidio para organizar algo mejor. Acá no hay nada parecido para que los que no pueden viajar a Universal vivan la magia de HP.
    Ojalá se repita y mejoren lo que tanto les critican. Saludos!

  3. me hubiera gustado que pusieran fotos del evento para corroborar lo que dicen, pero no veo ninguna foto :c , osea si es una cagada lo escrachan de una pones todas las fotos y no necesitas decir nada, con ver las fotos te das cuenta. Pero bueno no hay

Responder a Angie Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *