Desafío Solidario: de Ushuaia a La Quiaca

12196074_528616033963392_2544779668468728319_n
Martín Rodríguez es un joven tandilense, profesor de educación física y atleta. Tiene 24 años y hace poco menos de un año se propuso planificar un sueño en conjunto con Red Solidaria, que hoy está camino a concretar.

 

Por Lucía Errecart

Fotos: Gentileza del entrevistado

11146208_451965651628431_5980458605302672986_nEl objetivo central del desafío que se propone Martín es unir pueblos y ciudades con un fin común: transformar cada kilómetro recorrido en un alimento no perecedero que se donará a una institución tandilense, representada simbólicamente por cada provincia que atraviesa.

“Me di cuenta que uno puede ayudar haciendo lo que le gusta, es así que surgió la idea. Primero pensé en contar con un apoyo logístico, que no pude conseguir por la falta de sostén. Entonces empecé a planificar y concretar desafíos para probarme y aprender”, sostiene Martín, que en este momento se encuentra atravesando la provincia patagónica de Santa Cruz.

En mayo de este año, con el mismo objetivo, unió corriendo Tandil con Azucena (alrededor de 30 kilómetros) y donó lo recaudado a una escuela de esa localidad. Luego, se propuso unir Mar del Plata con Tandil, y en cuatro días recorrió los 172 kilómetros que separan a estas ciudades para donar los alimentos a una institución tandilense llamada Pajaritos de la Calle. A este trayecto sumó un desafío más: llevar con él una mochila de entre ocho y diez kilos con lo necesario para acampar y sobrellevar los días.

“Correr con tanto peso me lastimó las rodillas, por eso ahora estoy uniendo el país con un carrito, que sumado a lo que llevo pesa alrededor de 50 kilos”.

Por las distancias aproximadas que va a recorrer por día, calcula que le llevará entre ocho y diez meses llegar a destino. Martín corre entre dos o tres turnos de una hora por día, lo que le permite avanzar entre 20 y 25 kilómetros diarios, previendo terminar en el invierno del 2016. Ya transitó  la Ruta Nacional 3 en Tierra del Fuego, y pronto retomará por la Ruta Nacional 40 desde Santa Cruz hasta el norte argentino.

Este joven decidido cuenta con un apoyo logístico permanente, ya sea un auto que lo acompañe en todo el trayecto o postas de vehículos que lo van siguiendo. Asimismo, desde la ONG que lo acompaña se contactarán con otras redes solidarias o instituciones del país para que reciban a Martín en distintos pueblos.

La unión de estos pueblos implica para la Red Solidaria ir conociéndose, aunándose en la lucha de distintas causas como hambre y pobreza cero, violencia de género, igualdad, inclusión de personas con discapacidad, difusión de trasplantes, donación de órganos. Martín tratará de resaltar estas causas en cada provincia para visibilizar el trabajo que se hace en todo el país.

Para que todo este desafío se pueda lograr y concretar cómo se desea, es necesario contar con el apoyo de algunos sponsors para que Martín pueda contar con la asistencia médica, los alimentos y el alojamiento.

Para conocer más sobre el proyecto podés seguirlo en su página de Facebook “Desafío Solidario: de Ushuaia a La Quiaca”, a través de su canal de Youtube con el mismo nombre y sino descargando la aplicación para celulares llamada Desafío Solidario.

En el próximo mapa se puede visualizar el recorrido que ha hecho Martín hasta el momento y lo que le queda por transitar hasta llegar a la meta. En los primeros kilómetros marcados en el mapa se podrán observar las imágenes con los kilómetros detallados.

Pasaron por aquí y dejaron su firma...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *