The shouts en La Trastienda

 the shouts
 

Por Noelia Torres

Take a sad song and make it better

Un 15 de septiembre de 1963, The Beatles se presentaban en el Royal Albert Hall en el marco del “Great Pop Prom Concert”. Casi a la medianoche  de ese mismo día pero del 2012, las canciones de los cuatro grandes volvieron a sonar en La Trastienda, pero esta vez de la mano de The Shouts, uno de los mejores tributos latinoamericanos de la banda.

El “Chronology Tour”, nombre de la nueva gira de la banda, recorrió las mejores etapas de los chicos de Liverpool. Comenzaron con el éxito de Get Back y siguieron con uno de los temas más conocidos de la banda, Come Together.

Esta transeúnte admite como gran fan de los Beatles, haberse sorprendido gratamente con el tributo.  Hay que destacar la actuación de Adrian Olivieri en el papel de Ringo Starr, quien movía la cabeza al igual que el legendario baterista.

La platea femenina estuvo encantada cuando Bernardo Rapallini (quien interpretaba a George Harrison) se puso enfrente con su guitarrita, miró al público y comenzó a tocar Here comes the sun. Los suspiros estuvieron a la orden de la noche, al igual que la hinchada de “Paul” (Ignacio Criscuolo), quien fue el miembro de la banda que más interactuó con el público. Con el músico al teclado y Hey Jude cantada por la gente, se terminó la primera parte del recital.


Penny Lane is in my ears and in my eyes

“One, two, three, four…” Así comenzó la etapa mas bizarra de la música de Los Beatles , y del show. ¿El motivo? La conmemoración del disco Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band.

Los cuatro integrantes de The Shouts se aparecieron en el escenario vestidos con colores extravagantes, mimetizándose con la banda homenajeada en esa etapa de su historia. Penny Lane fue una de las canciones mas coreadas. El tema, escrito en 1967, habla sobre una de las calles de Liverpool, convirtiéndola así (junto con Abbey Road) en una de las mas famosas de todos los tiempos.

Allí supimos que el show estaba por terminar.  Ninguno quería irse, estábamos  muy entretenidos y ya parecíamos todos viejos amigos. Recibió esta etapa un video con la canción All my life, donde mostraban imágenes donde la banda había cumplido su sueño y había ido a conocer Liverpool, y el Cavern Club.

La música comenzó a sonar y aparecieron los cuatro (en realidad los cinco, ya que hay un quinto beatle jugando de local) con los trajes correspondientes a las primeras épocas del grupo.

En esta segunda parte tocaron temas como All my loving, Yesterday y se despidieron con Hard Day’s Night,llevándose los aplausos de todo el público presente.

Tengo que decirlo, esta banda tiene una completa luz verde de mi parte. Esperamos verlos otra vez en la Trastienda y mucha más gente aproveche a estos “blackbirds” que brillaron en la noche platense.

 El grupo

Fernando Lotito (John Lennon)

Ignacio Criscuolo (Paul Mc Cartney)

Bernardo Rapallini (George Harrison)

Adrián Olivieri (Ringo Starr)

Guido Spina (en los teclados)

 

Pasaron por aquí y dejaron su firma...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *