Galaxy Zoo: un paso más hacia la ciencia ciudadana

 maxresdefault

Hace siete años, en Oxford, una salida entre amigos terminó en un proyecto de ciencia ciudadana que hoy reúne a miles de voluntarios para la clasificación de galaxias. Los resultados y publicaciones logradas gracias a ellos, impulsaron el reciente lanzamiento de la versión en español que el doctor en astronomía Ezequiel Treister se encarga de coordinar.

Por Bárbara Dibene 

Durante una charla abierta en el observatorio astronómico de La Plata, el doctor Ezequiel Treister hizo un repaso histórico sobre cómo este emprendimiento surgió y se puso en marcha. “Como todas las buenas ideas, la de Galaxy Zoo nació en un ambiente súper informal, un bar. En ese momento, el astrónomo Chris Lintott escuchaba cómo Kevin Schawinski le planteaba un problema de su tesis doctoral. En dos semanas lo único que el joven había hecho era analizar 50 mil galaxias, pero esa cantidad no era suficiente para que su estudio llevara a una conclusión realista”.

La solución llegó casi providencialmente: dejar que la gente común interceda en la investigación científica. Así fue cómo se planteó el concepto de ciencia ciudadana, una nueva forma de participación que permite complementar la tarea de la difusión, en la que un profesional cuenta lo que descubrió de la manera más sencilla posible. “Lo mejor de esto es que cualquier persona puede hacerlo porque el reconocimiento de patrones es parte de la naturaleza humana”.

Para ilustrar esto, Ezequiel precisó que existen tres formas esquemáticas de galaxias: las espirales, las elípticas y las irregulares, que poseen características distintivas que el sistema ayuda a reconocer (por ejemplo: números de brazos o tamaño del bulto). La identificación por parte de seres humanos le lleva años luz a cualquier computadora, ya que ellas reconocen los patrones que uno le enseña y no puede descubrir lo nuevo.

“Lo que más me entusiasma de todo esto es todo lo que no sabemos que podemos encontrar”.

A partir de la sencilla clasificación de las galaxias por su forma y la cantidad de información que esto genera, hay muchas cosas que se pueden aprender. Algunas de ellas tienen que ver con su formación, su evolución, la forma en que interactúan y cuáles están en proceso de choque o de fusión.

Una de las cosas que resalta Ezequiel es que antes había un astrónomo que hacía su clasificación en solitario y ese resultado no se cotejaba. Con este sistema, cada galaxia recibe entre 60 y 100 calificaciones. “Si hablamos de ventajas, la gente común muchas veces supera al astrónomo que sabe lo que está buscando y por eso puede engañarse. Buscar a ciegas nos permitió dar con 50 nuevos descubrimientos que ya forman parte de 50 publicaciones”.

Sin título

David Azocar, periodista chileno a cargo de la difusión del Galaxy Zoo y del proyecto Gloria (GLObal Robotic-telescopes Intelligent Array), fue quien tomó la palabra a la hora de explicar concretamente cómo funciona la plataforma. “Cuando el usuario entra al sitio se le muestran imágenes reales, captadas por telescopios profesionales y se les hace preguntas sobre lo que ven. Nosotros esperamos que ustedes critiquen, que aprovechen los foros y manifiesten su opinión”.

Cuando se analiza la imagen uno puede seleccionar la opción de iniciar un debate porque vio algo extraño y eso es lo que posibilita el diálogo entre los diferentes voluntarios. Para David, esa interacción es fundamental, “la suma de cada uno de ustedes, preguntando, es lo que nos permite descifrar qué hay en el cielo”.

Para finalizar, Ezequiel dio un caso emblemático dentro del proyecto. “Hace algunos años una profesora en Holanda vio algo en una imagen que le llamó la atención y lo puso en los foros. Mientras grandes astrónomos lo habían dejado pasar, pensando que era una simple mancha, el descubrimiento permitió repensar el tiempo en que puede apagarse un quásar. Por eso, no tenemos idea de todo lo que podemos encontrar, esto apenas empieza”.

Pasaron por aquí y dejaron su firma...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *