Lazo rosa, contención desde la experiencia

401553_326748050704943_799462328_n

Con la convicción de que en la vida todo pasa por algo y que lo malo sólo es pasajero, una veintena de mujeres que padecen cáncer participaron del taller “Luzca bien, siéntase mejor”, organizado conjuntamente por la Cámara Argentina de la Industria de Cosmética y Perfumería (CAPA) y la asociación civil “Lazo Rosa”.

Por Bárbara Dibene

David maquillando a la modelo

Frente a cada una de las asistentes hay un espejo y un bolso con maquillaje. Daniel Villanueva, voluntario encargado de dictar la clase, elige a una de ellas como modelo y va guiando a las demás. Primero la base, el tapado de ojeras, la iluminación. Después, el delineado de la cejas y las preocupaciones por cómo aumentar su volumen y que se vean como siempre.

Aunque al principio hay silencio, poco a poco comienzan las complicidades y los chistes. Algunas, por ejemplo, confiesan que jamás se habían maquillado pero que ahora lo harán más seguido. Todas se sorprenden con los cambios, no sólo porque se ven más lindas sino porque se sienten entre pares, comprendidas.

Blanca Martínez las mira y todavía se emociona. Ella es una de las fundadoras de Lazo Rosa, una asociación civil que se encarga de realizar actividades de contención para mujeres con cáncer y para sus familias. Desde el año 2009, cuando adquirieron personería jurídica, todas sus integrantes han trabajado a pulmón para cumplir sus objetivos.

“Lo más importante es que somos referentes. Estamos acá y las mujeres pueden saber que se puede, que es posible. Este taller en particular tiene el concepto de ayudar a la recuperación de la autoestima a partir del uso de cosméticos. Pero por supuesto es más que eso, esto es un espacio de contención y a la vez de distensión. Muchas llegan cohibidas pero se van muy contentas y agradecidas”.

Maquillaje terminado

Entre las presentes está Cecilia, quien hace dos años participó del taller y hoy está del otro lado, ayudando en su organización y ya recuperada. “Este espacio me ayudó muchísimo y ahora quiero que se difunda y que se aproveche. Las mujeres salen de acá con ganas, a mí me pasó. Cuando yo vine y me fui con mi bolsito, al otro día me levanté a maquillarme y así cada mañana”.

Cuando Daniel termina con el sombreado de los ojos y el color en la boca de la modelo, todas las mujeres sonríen. Cada una logró resaltar sus rasgos y ocultar esas pequeñas marcas del tratamiento. Pero todavía quedan varios minutos de taller y Esperanza Sanchez, representante de CAPA, se encarga de hablar sobre la caída del pelo y las posibles soluciones.

La idea principal que abraza Lazo Rosa es que la enfermedad y el tratamiento son situaciones pasajeras, por eso el gasto en pelucas no es completamente necesario, aunque si alguien opta por usarla, la asociación se encarga de prestarlas durante el tiempo que hiciera falta. Para Esperanza, otra opción es el pañuelo y hay muchísimas formas de usarlo. Lo interesante del taller es que las mismas asistentes pueden demostrar cómo lo utilizan, compartiendo con las demás un poco más de su experiencia, consejos y descubrimientos.

El aplauso final es para Blanca y sus compañeras, Cecilia y Mirta, que estuvieron  preparando todo para el taller; para Liber y Marisa, que fueron las que llevaron los folletos de invitación a varios hospitales de la ciudad; para CAPA por traer el “Luzca bien, siéntase mejor” a La Plata cada dos meses; y a todas las presentes que se van sabiendo que se puede.

Final de la clase

 

Según los datos del Instituto Nacional del Cáncer, la Argentina se encuentra con incidencia de cáncer media alta. Se estima que hay 100 mil casos nuevos por año en ambos sexos y 18.700 de ellos son de cáncer de mama.

Pasaron por aquí y dejaron su firma...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *