¡Palas al ataque! Convergencia de amantes solidarios por la vida orgánica

Economía colaborativa: Una idea a desarrollar, un encuentro de Ciudad Frutal La Plata y una convocatoria destinada a personas que se quieran sumar a ayudar y compartir sus conocimientos sobre la alimentación, el autosustento y la salud o la educación.

 

Por Lucía Errecart

“¿Cómo surgió la idea? ¡Qué buena pregunta!”. Hace unos años se viene elaborando, en conjunto con personas que conocen sobre permacultura, huertas comunitarias, veganos, el proyecto de hacer huertas en espacios públicos, en las casas, en los balcones.

Lo que proponen es reunirse en grupos de amplia diversidad para generar una serie de trabajos y herramientas para atender el autosustento de la economía de una forma planeada, organizada y orgánica al barrio donde vive cada uno. Pretenden generar una estructura tal que genere la primera red de personas que prácticamente no necesite dinero y pueda acceder de forma directa a sus necesidades.

“Más allá de que los grupos tengan diferentes enfoques e ideologías, siempre nos centramos en la misma óptica de tener un control sobre nuestro alimento, sobre las cosas orgánicas; todos con la conciencia de que no queremos consumir más transgénicos ni alimentos modificados, queremos apostar a lo natural, a lo que hacemos nosotros con nuestras manos”, comentó Sebastián Carranza, miembro de este grupo productivo.

En Plaza Matheu, ubicada en 1 y 66 de la ciudad de La Plata, empezaron a desarrollar esta idea hace unos pocos meses y ya han sembrado algunas plantas aromáticas, algunos frutales como mandarina, naranjo y limón, plantas ornamentales. Esta variedad es el resultado de la convocatoria a un encuentro en el que cada uno lleva los plantines de su mismo patio.

“Es todo un paradigma esto, porque la cultura está acostumbrada a que se les dé todo en las manos y nosotros lo que queremos es ir cambiamos algo de todo eso, de a poco, pero con acciones como la de hacer estas huertas”.

Los vecinos que viven cerca del lugar, son los que se encargan de ir durante la semana a regar y a cuidar el cultivo. Más aún en los meses de invierno, porque el frío y las heladas perjudican bastante las plantas en crecimiento. Asimismo cuentan con la ayuda de los placeros que tuvieron muy buena predisposición e incluso se sumaron al proyecto, siempre presentes aportando ideas.

“Estamos formando grupos en diferentes zonas de La Plata y alrededores, para que esta propuesta se vaya ampliando. Porque no es sólo sobre alimentos, sino que la idea incluye todas las necesidades humanas; nos juntamos para analizar y compartir cuáles son esas necesidades, explorar la economía y tratar de generar el sustento desde la base”.

El grupo está totalmente abierto a todo aquel que quiera acercarse a ayudar, a participar, desde el voluntariado elaboran y comparten todo lo necesario. El propósito es generar una economía colaborativa, compartir no solamente las herramientas de trabajo, sino también los conocimientos y traspasar todo el entramado: el que conoce sobre herrería pueda compartir lo que sabe y si surge un taller de herrería y hay un espacio para realizarlo se genera esa actividad.

 

Convocatoria

Todos los sábados alrededor de las 16, se inicia el encuentro en Plaza Matheu en el que se necesitan manos y palas para realizar un gran cantero que rodeará uno de los sectores de la plaza. Esto servirá para delimitar el espacio de trabajo, para sembrar, transplantar y seguir aprendiendo entre todos.

Para construir lo que hará de contención al cantero, se va a necesitar:

  • Palas
  • Pallets
  • Clavos
  • Martillos
  • Maderas

Los encuentros de organización general se realizan los jueves desde las 20. Si querés participar o reunirte para profundizar sobre esta propuesta de Ciudad Frutal y de Economía Colaborativa contactate con los chicos a Economía Colaborativa – Hacia un mundo sin dinero

Si querés conocer un poco más sobre esta iniciativa, te dejamos el Proyecto Economia Colaborativa – Organización.

Pasaron por aquí y dejaron su firma...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *