Nochernícola: un disco llegado desde el origen

En General Campos, un pueblo de La Pampa con mil habitantes, Sebastián Ferrando cosechó una visión del mundo que convierte en canciones en La Plata. Su primer disco, Nochernícola, ya puede escucharse en YouTube y será presentado en formato físico el 22 de septiembre en Live Club.

 

Por Bárbara Dibene

Fotos: gentileza de Facebook de Sebastián Ferrando (por Álvaro Vildoza)

Cinco años de vorágine, reflexión y composición fue el tiempo que le tomó a Sebastián Ferrando, un músico oriundo de La Pampa, llegar a su primer disco. El camino estuvo signado por varias mudanzas, de su pueblo natal a Bahía Blanca y luego a La Plata, el paso por la universidad y el acercamiento al mundo coral y a la enorme movida cultural de la ciudad, entre otros momentos.

“A partir del 2013 más o menos empecé a tomar todas esas ideas sueltas para darles un rumbo estético. Busqué las proximidades conceptuales a cada una para ver si encajaban en formato de disco”, explica el músico, que considera que el resultado es una síntesis de diversas experiencias. Es por esto, asegura, que cada canción tiene una identidad propia, aunque puede haber un “hilo conductor secreto”: su propia visión del mundo.

Viento, río, hojas, cielo, eterno, historias, origen, nostalgia y niñez son algunas de las palabras que resuenan a lo largo de diez canciones que transmiten calma, calidez y a veces una nostalgia “positiva”, que invita a pensar en aquello que fue y por lo que debemos estar agradecidos.

“Soy un nostalgioso de saber que estoy vivo, de que este es un paso breve y de que en realidad uno tiene que aprender”, explica Sebastián, que entiende que la suya es una “melancolía que tira para adelante, que acepta la condición humana y la abraza”. También piensa en La Pampa y en cómo la naturaleza marca su cosmovisión y por ende su proceso creativo, recordando que en el llano “lo único que marca el límite es hasta donde te alcanza la vista para mirar”.

Para Sebastián la música tiene un poder asombroso. No sólo divierte, relaja, emociona (y potencia todo lo que sentimos), sino que puede lograr que un discurso llegue de forma directa a las personas que lo escuchan y genere un cambio en ellas. Por eso, para él es fundamental ser coherente con uno mismo y expresar “eso” para afuera. Nochernícola, es para él, una muestra de que lo consiguió y el resultado, que esperó con ansiedad, lo alegra. El título del álbum toma prestado una palabra inventada por un poeta de su provincia, Juan Carlos Bustriazo Ortiz, homenajeado con la publicación del poema en el interior del disco.

El contenido poético, que puede ser tanto la letra como la música, es para el pampeano, lo más valioso en cuanto a qué expresar. En ese sentido se vale de la música como una herramienta y entiende que instrumentos que se consideran más “suaves o acústicos” pueden tener una gran potencia. “En este disco hay lindos arreglos, a veces minimalistas, que a mi modo de ver es más bello”, indica.

Para la grabación, participaron los músicos Arié Gaffet (clarinete), Rocío Martínez (cello), Cecilia Haug (flauta), Julian Langoni (violín), Sebastián Díaz (contrabajo/ bajo eléctrico), Milena Plácido (guitarra criolla, acústica y eléctrica), Guillermina Pascua (piano), Emmanuel Chierchie (percusión) y Juan Gasco (batería). Cada uno de ellos fue al estudio por separado y colaboró previamente en el proceso para pulir las composiciones que lo necesitaran.

Ante la pregunta, Sebastián resalta una canción en todo el disco. Casi al final, a modo de cierre, con la premisa de que “sólo es hora de partir”, llega “Canción para despedirme del mundo”. En pocas palabras, cuenta que en ella está el que fue su gran miedo, la muerte, que ahora entiende como transformación y cambio. “Pienso que no hay razón para tenerle miedo. Acepto que es algo inevitable y necesario. La música del tema la escribí cuando vivía en Bahía Blanca y me costó encontrarle la letra. Cuando llegó fue hermoso. Me enseñó entonces a darle tiempo a las cosas, porque la canción maduró en el proceso”.

La presentación

Aunque el disco ya puede escucharse en forma online en Youtube, el próximo 22 de septiembre a las 21 en Live Club (39 entre 6 y 7) se podrá asistir a la presentación oficial y adquirirlo en formato físico. Las entradas cuestan 120 pesos y se consiguen en Génesis Disco (6 entre 47 y 48).

“Para la presentación espero que sea una fiesta para el alma de cada uno que lo escucha. Que pueda sumergirse en un viaje, el viaje de este disco. Que sepan adentrarse en cada una de las historias, de los micromundos que son esas canciones e interpretar de la manera más sincera que puedan. Que genere bienestar, un espacio donde sientan que hay alguien más”, cierra Sebastián.

Pasaron por aquí y dejaron su firma...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *