La Plata desde Hiperlecturas

La aventura de un fotógrafo en La Plata
Así como existen infinitas formas de escribir y de imaginar historias, también existen otras infinitas formas de leerlas y vivirlas. Tomas Bergero, licenciado en comunicación social, lanzó en conjunto con la Edulp una propuesta para transitar una historia de Bioy Casares.

 

Por Bárbara Dibene

1 La aventura de un fotógrafo en La PlataHace más de 30 años, Adolfo Bioy Casares escribió La aventura de un fotógrafo en La Plata, una novela que cuenta la historia de Nicolasito Almanza, un joven del interior de la provincia de Buenos Aires que llega a La Plata para fotografiar los edificios y los lugares de interés locales. Esta simple tarea se ve muchas veces interrumpida por circunstancias y personajes extraños, pero él continúa recorriendo la ciudad y sus misterios.

Hoy, este relato revive de la mano de Tomás Bergero, coordinador del proyecto que propone nuevas formas de vivir la literatura. “A través de la serie Hiperlecturas, que forma parte de la Colección Juvenil de la Editorial de la Universidad Nacional de La Plata, lo que hacemos es explorar las diversas formas narrativas que habilitan las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. En este sentido, el desafío consiste en trascender la instancia de lectura en silencio para acercarnos a los hábitos de consumo de contenidos digitales, que priman sobre todo entre las generaciones más jóvenes: nos referimos a un consumo con prominencia del lenguaje visual, fragmentado en píldoras de contenido”.

Tomás eligió la historia porque presentaba dos dimensiones que hacían posible su traslado a otros medios. Por un lado, la fotografía, clave en la historia y uno de los lenguajes que definen a las generaciones más jóvenes; por otro, la geografía de la ciudad de La Plata “que permite generar empatía con el ‘público’ o los usuarios potenciales a los cuáles está destinado este proyecto”. Además, al tratarse de una novela sin elementos fantásticos y ser cercano, fue posible un enriquecimiento de la trama a través de personajes y otras historias.

“Este joven fotógrafo llegó a La Plata el lunes 17 de octubre y desde entonces cuenta, a través de fotografías y comentarios, su derrotero por las diagonales de nuestra ciudad. Podríamos decir que es un transeúnte más”, cuenta Tomás.

El proceso

Para lograr esta experiencia narrativa transmedia, Tomás realizó una investigación y guionado que demandó mucho tiempo y trabajo. “A la hora de escribir el guión, por ejemplo, uno debe convertirse en un fan de la obra. Como explica [Henry] Jenkins, uno pasa de ser consumidor a ser cazador y recolector de fragmentos de información dispersos que une bajo sus propias lógicas para crear una obra nueva”.

Con muchas lecturas y re-lecturas, el autor del proyecto pensó cuáles serían las mejores formas de contar cada una de las partes de la historia, y además cómo podría lograrse la participación de los lectores para transformarlos en usuarios de esos textos.

“El objetivo es crear un puente entre los seguidores de Nicolasito y la novela, es generar un interés genuino para que los jóvenes se acerquen a la literatura y descubran los infinitos mundos que contienen los libros” asegura Tomás, para quien “Lo mejor de esto es que estamos en un momento de inflexión y tenemos las herramientas al alcance de la mano para experimentar, para jugar con las historias y las posibilidades expresivas”.

Con su reciente lanzamiento, el proyecto cuenta con un perfil de Instagram para seguir los pasos de Nicolasito Almanza por las calles de La Plata en tiempo real y acompañarlo a vivir sus aventuras; una página en Facebook para formar parte de la comunidad de fotógrafos e instagramers de La Plata; y un sitio web para conocer todo acerca de la novela y experimentar la historia de una manera diferente. Y todavía están por lanzarse nuevas piezas sobre las que se está trabajando que incluyen intervenciones urbanas, instancias de participación con estudiantes del Colegio Nacional, contenido vinculado a la fotografía, a la arquitectura de la ciudad y a la obra de Bioy Casares.

📷 La Plaza San Martín separa la Legislatura de la Casa de Gobierno de la Provincia

Una foto publicada por Nicolasito Almanza (@nicolasito.almanza) el

“Buscamos trascender al libro como elemento acabado: en este proyecto dotamos de links las referencias intertextuales, exploramos aspectos no desarrollados, nos damos la libertad de imaginar las historias previas y posteriores de los personajes, le damos lugar a lo que los lectores/usuarios tienen para decir y aportar”.

El futuro

Con mucho trabajo recorrido y por delante, Tomás está contento con la recepción del proyecto. En Instagram cuenta con más de 200 seguidores y sobre todo se reconoce la iniciativa de la Edulp de experimentar con nuevas formas narrativas.

“Estamos abiertos a cualquier intervención que quieran hacer los lectores de la novela y/o los seguidores de este proyecto”, concluye el autor de la innovadora propuesta.

 

Pasaron por aquí y dejaron su firma...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *