VeoVerde: una novedosa propuesta de “papel plantable”

Unos jóvenes emprendedores, interesados en temáticas ambientales y culturales, decidieron unir su creatividad y conciencia social para crear algo muy especial, productos de papel reciclado con semillas de estación, listos para disfrutar y plantar.

 

Por Bárbara Dibene

“La idea comenzó a partir de juntar dos problemas, por un lado la cantidad de papel que se tira y por otro, una necesidad creciente de volver a un contacto con la tierra y a la experiencia con la huerta”, cuenta Carlos Davite, integrante de VeoVerde, un emprendimiento que ofrece papel reciclado hecho a mano con agregado de semillas y un original diseño.

Almanaques, tarjetas, postales, etiquetas, entre otros productos, ofrecen la posibilidad de ser plantados luego de haber satisfecho la necesidad para lo que fueron elaborados. Y así, explica Carlos, en vez de ir a la basura, el papel se transforma en flores, aromáticas y plantas hortícolas.

Lo mejor es que aquellos con poca experiencia en huertas tienen a disposición la información necesaria para comenzar. “Planta, regá y cuidá” es la sencilla consigna, ya que las semillas son seleccionadas según la estación para que germinen adecuadamente.

“Pretendemos crear productos originales y sustentables. Somos fanáticos de los detalles para la coherencia del producto y realmente creo que lo estamos consiguiendo”, cuenta Carlos, que asegura que el proyecto ha recibido muchas felicitaciones y apoyo cuando explica de qué se trata.

Una vida emprendedora

Los integrantes de VeoVerde provienen de distintas ONGs ligadas a temas de sustentabilidad, por lo que están “empapados” del trabajo basado en la innovación y las ganas de avanzar.

Cuando pensaron la idea, se dieron cuenta de que se trataba de una propuesta novedosa y que además podía aplicarse a una infinidad de productos, que apuestan además a un gran diseño y se convierten en un regalo muy original para cualquier momento.

“Estamos muy a gusto de poder llevar adelante las ideas que tenemos, la posibilidad de expresar nuestras ganas y nuestra creatividad”, dice contento Carlos, que siente que el término “emprendedor” va muy a tono con los miembros del proyecto; “emprende quien tiene ganas de hacer más allá de lo meramente comercial”.

Y agrega: “Queremos expresar nuestra posición desde nuestro actos, desde nuestro trabajo. Verlo desde ese lugar hace que nuestro trabajo sea un desafío, es libertad pero también así responsabilidad”.

El paso siguiente será crecer en volumen y diversificar las propuestas a partir del papel plantable, además de estar presente en diferentes comercios con los productos que lancen durante el año.

Más adelante, esperan seguir innovando con nuevos materiales que aún están desarrollando y se encuentran en fase de prueba. Siempre, guiados por la necesidad de aportar a la sociedad con “una propuesta ambientalmente responsable y sumamente original”.

Pasaron por aquí y dejaron su firma...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *