Tejen: una película para repensarnos como humanos

Pablo Rabe siempre tuvo curiosidad por los sueños… y por las pesadillas. Como director se sintió llamado hacia esa tendencia y logró construir un relato en el que la realidad se pone en duda: ¿es tan estable? ¿es tan perceptible como tal?

 

Por Bárbara Dibene

Recuerda el rodaje de Tejen como “intenso” en todo sentido: desde lo actoral, lo técnico y los desafíos de la producción. En diálogo con Transeúntes, Pablo Rabe, el director de la película que podrá verse hasta el miércoles 11 de abril  inclusive en el Cine Select del Pasaje Dardo Rocha a las 17.30 horas, relata que el equipo trabajó con “la presencia de un animal muerto en escena, coreografías de grupos de cuerpos desnudos y efectos especiales”; todo con meses de ensayo previo.

Es que Tejen es una película no convencional. A modo de sinopsis, se sabe que la obra trata de Oscar, un hombre solitario que vive en el campo e intenta reconstruir el cuerpo de una joven atrofiada a quien intenta mantener con vida. Pero un llamado telefónico preguntando por el paradero de su hija Lucía altera su rutina.

“La propuesta fue ir al extremo en cuanto a experimentación sensorial desde los recursos y herramientas del cine. La narrativa dependió de una lógica de sueños, por eso se buscaron las funciones más táctiles del cine: la proximidad extrema de la cámara a los cuerpos y objetos, las texturas, el registro de la piel, los músculos, las mucosas en detalle, a esa escala se produce el horror y la fragilidad de los personajes”, revela el cineasta.

La cuestión de los sueños no es al azar. Pablo asegura que siempre tuvo curiosidad por ellos, y en particular por las pesadillas. Según explica, siempre le gustó creer que toda experiencia humana y toda comprobación de la realidad está construida y organizada en torno a la percepción. “Si bien los sueños tienden a diferenciarse, es la misma materia prima”.

El esperado estreno

Tejen llegó al espacio del Cine Select del Pasaje Dardo Rocha el viernes 6 de abril y se mantendrá en cartel hasta el miércoles 11 de este mes a las 17.30 horas. Luego, seguirá su camino en otras salas y festivales, y en la plataforma CINE.AR.

Respecto a la posibilidad de llegar a las salas, Pablo agradece a su equipo por hacer todo para lograr visibilidad. Luego, se refiere al contexto que posibilita este tipo de estrenos: “Hoy en día los relatos de terror-suspenso-fantástico latinoamericanos están en crecimiento y reconocimiento constantes, por su diversidad, cantidad de producciones y circulación en festivales. El INCAA y el espacio de Blood Window fueron clave para el fomento del cine fantástico y afines.También siento super necesario el cine fantástico local como lugar de resistencia y alternativa a los relatos hegemónicos y posibilidad para discursos críticos y con estéticas propias donde repensarnos como humanos”.

Finalmente, el director anticipa que su próximo proyecto es una película de ciencia ficción que está desarrollando desde hace un año, con grandes desafíos de producción.

Casa Productora
Más ruido cine digital es una productora de contenidos audiovisuales de la ciudad de La Plata que realiza principalmente cine de ficción, videos musicales y publicidades. Sus integrantes vienen del campo realizativo y académico de la facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata, donde varios se desempeñan como docentes e investigadores.

Pasaron por aquí y dejaron su firma...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *