Samay Huasi continúa recibiendo a la comunidad universitaria

Foto: UNLP

Foto: UNLP

 Todos los años, contingentes de la escuela Anexa, del Bachillerato de Bellas Artes y de distintas facultades se alojan en la Casa de Descanso de Joaquín Víctor González

Por Álvaro Vildoza

A tan sólo 2 kilómetros de la ciudad de Chilecito, en la provincia de La Rioja, la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) administra una de sus dependencias más lejanas: el Museo y Casa de Descanso Samay-Huasi. Por año, cerca de 4000 personas visitan las salas del museo, y se hospedan más de 2000 integrantes de la comunidad universitaria platense.

En 1941 este predio pasó a ser propiedad de la Universidad a voluntad del fundador de la UNLP, Joaquín Víctor González, quien disfrutaba allí sus veranos,. Desde entonces, Samay-Huasi recibe a estudiantes de los colegios y facultades dependientes de la Casa de Altos Estudios.

Samay-Huasi posee 14 habitaciones de distinta capacidad que alcanzan 50 plazas, un museo con 4 salas (dormitorio de J.V.G, Pinacoteca, Museo de Antropología y Ciencias Naturales y Sala Iconográfica), una finca administrada completamente por personal no docente de la Universidad, y un comedor a disposición de las comitivas de huéspedes ya que el lugar ofrece pensión completa.

La directora de la dependencia, Estela Filomena Maza, recibió a Transeúntes y explicó que “los alumnos de la Universidad pueden venir en calidad de estudiantes cuando vienen acompañados de profesores o para realizar estudios sobre Samay-Huasi o La Rioja”. Destacó que la cátedra de Geología de la facultad de Ciencias Naturales y Museo a cargo del Dr. Nauris Dangavs realiza estudios en distintas áreas de Chilecito y Famatina con sus alumnos hace más de 25 años.

Además, se refirió a un programa de voluntariado que comenzó hace unos años la facultad de Odontología con profesionales y estudiantes avanzados que viajan y atienden en Chilecito. “Este año la UNLP mandará médicos clínicos para que trabajen aquí y se hospeden en la casa de descanso”, adelantó Maza.

En el caso de los estudiantes pre-universitarios, Maza explicó que Samay-Huasi recibe a los alumnos de todas las escuelas que pertenecen a la UNLP ya que históricamente los contingentes llegan a pasar su fin de curso “porque tienen que conocer la vida y obra del hombre que creó la Universidad que ellos tanto disfrutan”. Para profundizar al respecto, Transeúntes contactó a un ex alumno de la Escuela Graduada Joaquín V. González “Anexa” que viajó desde La Plata mientras cursaba 3er año para que comente su experiencia: “Según recuerdo todos quedamos fascinados. Yo, particularmente, la pasé genial. Me acuerdo que visitamos algunas bodegas, el Valle de la Luna, Talampaya y el cable carril”. Con respecto a Samay-Huasi dijo: “Fue impecable todo, hermoso el lugar, perfecto el trato, lo recomendaría totalmente para visitar”.

Una hoja de roble en La Rioja

Carolina Navarro, guía desde hace 2 años del Museo de Samay-Huasi y personal no docente de la UNLP, relató brevemente a Transeúntes la historia de la finca y su relación con la UNLP. Recorriendo la habitación de Joaquín V. González, explicó que el dos veces Presidente de la Universidad compró el inmueble en 1913 por 25.000 pesos a un empresario minero inglés y le colocó el nombre en quechua de “casa de reposo”.

Tras la muerte del escritor y político riojano, en 1923, su familia decide entregar Samay-Huasi al Estado y el 10 de junio de 1941, por iniciativa del senador Alfredo Palacios se sanciona la ley Nº 12674 por la que el predio queda bajo la dirección de la UNLP para ser alojamiento para artistas y escritores. Actualmente, es casa de descanso para docentes y no docentes de la Universidad y cuenta con descuentos para los titulares y su familia. Durante el segundo semestre, cientos de alumnos de las escuelas y facultades universitarias llegan a estudiar la geografía riojana y la obra del prócer de la educación.

Información útil

La ciudad de Chilecito se encuentra a 198 kilómetros de la capital de la provincia de La Rioja y se puede llegar en colectivos que parten desde la Ciudad en varios horarios del día. Samay-Huasi está abierto tanto para la comunidad universitaria docente y no docente de la UNLP y sus familias como para el resto de los turistas hasta el mes de julio. Usualmente, explicó la directora Maza, la mayoría de los huéspedes es personal de la Universidad que llega a descansar y puede quedarse hasta 5 días, con pensión completa. La tarifa para adultos con relación con la UNLP es de 160 pesos. En el caso de los estudiantes, la tarifa sólo se reduce a 95 pesos si se alojan en calidad de viaje de estudios, acompañados por docentes. Para reservar alojamiento se indica acercarse a la Dirección de Servicios Sociales en Calle 53 Nº 419 e/ 3 y 4 o llamar a los teléfonos 0221-4226085 / 4232588. En Chilecito, el contacto puede realizarse por e-mail a samay.huasi@presi.unlp.edu.ar o llamando al 03825-422629.

Pasaron por aquí y dejaron su firma...

Alvaro Vildoza

Periodista y explorador audiovisual en Internet, siempre buscando hacer de Transeúntes, un sitio web innovador en la forma de contar el mundo.

2 Comments:

  1. Constanza Ciccarelli

    Buenos dias
    Quisiera información por alojamiento por 5 meses para dos personas. Somos universitarios de la universidad nacional de cuyo haciendo un intercambio desde el mes de agosto en la universidad de chilecito.
    Muchas gracias

    • Bárbara Dibene

      Constanza, gracias por tu comentario. Te recomendamos contactarte directamente con el Samay Huasi, ya sea por sus redes o vía mail. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *