Mates contra la represión #LaRiojaNoSeCalla

11051171_10205355916109959_1997384490_n
El sábado 21 de febrero, un grupo de autoconvocados cortó la calle frente a la Jefatura de Policía de la Ciudad de La Rioja para pintar, leer, tocar la guitarra, y tomar mate, expresando su repudio a la violencia institucional que vive la provincia desde hace décadas. Sostenían carteles escritos con un grito: La Rioja No Se Calla.

 

Por Álvaro Vildoza

Fotos: Nazarena Rojo

Dos asesinatos de características similares conmocionaron este año al pueblo riojano: las dos víctimas acababan de cumplir la mayoría de edad, y sus homicidas pertenecían a las fuerzas policiales.

11047203_10205355345535695_807867699_nCuando la Policía hizo el descargo sobre el caso de Romina Ríos, declarándolo como “crimen pasional”, un grupo de treinta autoconvocados  se reunió a protestar frente a la Jefatura de Policía de la capital provincial. La consigna era clara: La Rioja decidía romper con el silencio. Romina, de 18 años, había sido asesinada por su novio, flamante policía del Área de Prevención Urbana que había recibido su arma reglamentaria hacía tan sólo 5 días. A 290 kilómetros de la ciudad, Daniel Heredia, también de 18 años, era golpeado y atacado por su tío, oficial de la Brigada Motorizada de Chepes, hasta morir.

Estos casos no son aislados. Lamentablemente, La Rioja tiene un historial represivo contundente. Gabriela Grimaux, artista y una de las promotoras de las movilizaciones en contra de la represión policial, sostiene: “Creo que en La Rioja las prácticas verticalistas, la violencia en las instituciones (en todas ellas, no solo en la policía), el machismo y la represión están naturalizadas y se reproducen, y se sostienen tanto por decisiones políticas de quienes tienen poder, como por el arraigo cultural de las mismas en toda la sociedad, tanto las “clases medias” como en las personas más postergadas socialmente.”

La movilización inmediata de la familia de Romina sensibilizó a la sociedad y un grupo de artistas decidió organizar la “mateada antirrepresiva” a modo de acompañamiento a las familias de las víctimas de gatillo fácil y del abuso de autoridad. Sara Canciani, madre de Roberto Agüero, asesinado en 2006 por un oficial de policía, invitaba a través de un video a reunirse para pedir justicia por su hijo y por otra decena de jóvenes asesinados.

En este mapa interactivo se repasan los casos de algunas de las víctimas riojanas de la policía corrupta.

La lucha, un eco 

El reclamo antiminero desencadenado en Famatina, primero ante la Barrick Gold y luego ante Osisko, despertó un gigante social que se materializó en marchas históricas y multitudinarias en las principales ciudades de la provincia. “El Famatina No Se Toca” actuó como bandera frente a una ciudadanía que comenzaba a repudiar la violencia institucional.  “La problemática represiva se venía cuestionando ya con La Brigada muralista Victoria Romero en el primeros años en el corte de Famatina”, explica Ayelén Argañaraz, muralista y compañera de Grimaux en La Casa, un espacio cultural, “Las estrategias del gobierno fueron mediatizar la ley antiterrorista, militarizar el territorio y tapar todas las pintadas en contra de la megaminería contaminante; ante esta problemática, un grupo de 4 personas decidimos pedir autorización escrita con firma del dueño de cada pared y pintarla con consignas a favor de la vida y en contra de la mina, pretendíamos dejar en evidencia el accionar municipal y policial que iba en contra de los intereses del pueblo”.

Pocos años más tarde, se sucedían los reclamos, esta vez ante un rector universitario con casi tres décadas en la misma función. La toma de la Universidad Nacional de La Rioja (UNLaR) por parte de alumnos y docentes, con la que se consiguió destituir al no tan eterno Tello Roldán, se inscribe como uno de los actos más importantes de la historia de la provincia.  Las movilizaciones y el compromiso político ya comenzaban a dejar de ser vistos como peligrosos, y eran los jóvenes los que decidían salir a la calle a reclamar por lo que consideraban justo.

11042626_10205355381216587_1560129921_nAsí surgen también propuestas como La Casa, un espacio de arte alternativo y experimentación conformado por artistas, donde se realizan talleres, exposiciones, obras de teatro y debates sobre arte. El Proyecto Antirrepresivo nace y se desarrolla en La Casa para un 24 de marzo de 2014, día de los Derechos Humanos, a partir de la experiencia personal de Ayelén Argañaraz, víctima del abuso policial en La Rioja. “Tras plantearle mi experiencia un grupo de artistas, decidimos recrear lo que había vivido ese 24 de marzo dos años antes” comenta Ayelén, “Del registro fotográfico realizamos una pegatina tamaño natural y Gabriela levantó mi declaración. Tras esta experiencia, presenté las fotos, la pegatina y el texto para participar en una muestra colectiva donde convocaban a estudiantes de arte de la UNLaR, el proyecto fue aceptado y gracias al acompañamiento del profesor Mariano Fiore (curador de esa muestra) conseguí dar forma y estructura a este proyecto donde sus partes no funcionan solas, ni separadas”.

A principios de este año, y gracias al contacto que mantiene con organizaciones antirrepresivas, Ayelén propuso un nuevo proyecto: el Modelo Julio López; Gabriela explica: “La vincularidad se traslada al contacto con otras personas que han sido víctimas de abuso por parte de la policía, con las madres principalmente y con los familiares de las víctimas de gatillo fácil, aquí en La Rioja; y a otros artistas, productores, interesados en participar del proyecto”.

La mateada fue una acción de protesta que convocó a estudiantes, actores, músicos, bailarines y artistas plásticos. Fueron 5 horas a pura expresión; la lectura se reunía con las danzas, la música y el grito del basta ya. La memoria de las víctimas permanece fresca y las injusticias hacen que las heridas de sus familias no cierren jamás. Sin embargo, parece que la lucha tiene ganas de hacer ruido porque La Rioja ya no aguanta más silencios ni silenciados.

 

 

Pasaron por aquí y dejaron su firma...

Alvaro Vildoza

Periodista y explorador audiovisual en Internet, siempre buscando hacer de Transeúntes, un sitio web innovador en la forma de contar el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *